5 de abril de 2010

Cuidado de la piel

Hoy vamos a hablaros de la importancia que tiene el tener una piel limpia y libre de imperfecciones. Pues si bien es importante a la hora de maquillarnos la de contar con productos de calidad, también lo es el de tener una piel cuidada e hidratada como primer paso a la hora de maquillarnos, ya que de ello depende en gran medida el resultado que podamos tener una vez nos hayamos maquillado.

Por ello vamos a prestar especial atención en este artículo a la limpieza facial.

Para mantener un piel limpia y cuidada, libre de imperfecciones es imprescindible darle ciertos cuidados. Esto se consigue mediante una adecuada limpieza facial acorde con las características de nuestra piel.

La limpieza facial va a ayudarnos a limpiar, exfoliar en profundidad y nutrir nuestra piel. Esto o debemos a hacer a diario para mantener nuestra cara en buenas condiciones y con la aplicación de productos cosméticos que respeten nuestro Ph de nuestra piel para evitar posibles reacciones alérgicas e irritaciones.

Entre los productos que podemos utilizar en nuestra limpieza diaria son las leches limpiadores que aplicaremos con la ayuda de un algodón sobre nuestra cara y cuello, y con un tónico que aplicaremos también con la ayuda de un algodón y sobre las mismas zonas posteriormente. Lo aplicaremos antes y después de dormir y terminaremos aplicando nuestra crema hidratante habitual.

Por último, debéis tener en cuenta que después de una limpieza facial es muy normal que la piel se irrite, por lo que si tenéis algún evento y queréis haceros este tratamiento lo más aconsejable es que os lo hagáis un par de días antes para evitar ese enrojecimiento de nuestra piel.

No hay comentarios: