7 de febrero de 2011

Trucos de belleza: piel hidratada, firme y llena de vitalidad



Últimamente estoy recibiendo muchos mensajes de todos vosotros preguntándome acerca de distintos trucos de belleza para el cuidado y salud de nuestra piel, y en concreto de nuestra cara y rostro.

Así pues, hoy voy a hablaros de un pequeño truco para el cuidado de nuestro rostro recomendado por los profesionales y que resulta ideal.

Los expertos aseguran que el truco que, a continuación os comentaré, resulta muy beneficiosos para todo tipo de piel, ya sea ésta seca, mixta, o grasa.

Pues bien, este truco es el siguiente:

Primero procederemos a hervir agua a temperatura elevada. Posteriormente echaremos en una palangana o recipiente el agua que previamente hemos hervido y pondremos unas gotitas de aceites esenciales.

Ahora bien, seguro que os estaréis preguntando qué tipo de aceites esenciales tenéis que echar al agua ya hervido. la respuesta es muy sencillo, podéis utilizar cualquier tipo de aceite. Los profesionales suelen recomendarnos que echemos como aceites esenciales para nuestro rostro lavanda, romero o naranja.

A continuación, colocaremos nuestro rostro durante unos minutos sobre la palangana o recipiente con las gotas esenciales, y nos taparemos muy bien la cabeza con la ayuda de una toalla lo suficientemente amplia.

De esta manera, nuestra piel se aprovechará de todas sus virtudes relajantes y purificantes.

Por último, otra de las ventajas del vapor, nos advierten los expertos, es que el mismo nos ayudará abrir y limpiar en profundidad los poros, y así lograremos que nuestro rostro sea mucho más receptivo a cualquier tratamiento posterior.

Ya tenéis aquí uno de los trucos que utilizan y nos recomiendan los expertos para poder lucir una piel hidratada y llena de vitalidad.

¡Probazlo y ya me contaréis sus resultados!. Espero vuestro comentarios.

1 comentario:

blog maquillaje dijo...

Hola Virginia,

Este truco no es para utilizarlo como sustituto de la limpieza del cutis de la semana, sino que su finalidad es la de nutrir, hidratar, nutrir y preparar la piel para posteriores tratamientos.

Así pues, tenéis que utilizar después de realizar el truco de belleza el limpiador habitual que uséis, así como vuestra crema hidratante.

Saludos.